Cuento de Navidad – Los libros del Butano

Soy una lectora entusiasta del Butano Popular y el día en que me enteré de que publicaban unos libros de sus autores decidí comprarlos enseguida. Esto debió pasar en noviembre, pero como era un proyecto de crowdfunding ya avisaron de que los recibiríamos antes de Navidad. Hacía ya días que la gente iba poniendo las fotos de sus libros en Twitter, “ay qué contento con mis libros” y comentarios similares eran retuiteados por la cuenta del Butano y yo sin recibir nada. Escribí un par de twits ingeniosos informando de este hecho y me contestaron también muy ingeniosamente, así que yo era paciente.

Ayer, bastante impaciente ya, llegué a mi casa y me encontré el paquete del Butano Popular abierto en la cocina. Los libros no estaban, sólo el carnet y los puntos de libro. “Que cutres mis compañeros de piso, abriéndome los paquetes”, pensé y me fui a preguntarles. Me dijeron que el paquete estaba así en el buzón, abierto y vacío. Escribí una nota de cabreo para todos mis vecinos, lo hice con un bolígrafo rosa para rebajar el tono,  la enganché con un celo en la portería y me fui a manifestarme contra la reforma sobre el aborto, más cabreada que una mona.

DSC_1013

Que te roben tus vecinos es muy cutre, “quizás el paquete estaba abierto y alguien me los está guardando”, “ya podrían haberse llevado el paquete entero en vez de dejar pistas de recochineo”, “joder, tampoco son unos libros Taschen llenos de fotos ni nada”, “menuda desgraciada estoy hecha, sólo me faltaba esto”. El chico con el que salgo sin que seamos pareja ni nada de eso me intentaba animar, pero él sabía que si eso le hubiera pasado a él estaría pegando patadas a los árboles, así que dejó que rabiara un poco y nos fuimos a la concentración.

A medio camino entre la delegación del gobierno y la Plaça Sant Jaume me llegaron mensajes al grupo que tenemos los del piso en Whatsapp. Dos fotos de los libros del Butano y una de mi compañero de piso con nuestra vecina de rellano, que tiene ocho años o así, tocando la guitarra. Al parecer se había encontrado los cuatro libros en la papelera de la portería y los había cogido. La chica que vive conmigo dice que la historia no le pareció muy creíble, yo no le vi la cara a la niña cuando la contaba, pero lo que cuenta es que vino a casa a traer los libros. Mis compañeros le dieron bombones y la dejaron tocar todos los instrumentos que hay por casa, yo luego le llevaré un regalito.

IMG-20131220-WA0016

IMG-20131220-WA0018

Y así es como los libros del Butano Popular llegaron a mi casa.

Anuncios

Acerca de glory

Cul inquiet, historiadora de l'art, melòmana, viatgera, glorypedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: