Ana Llorens Bagur. WhiteRoom_BlackContract

Texto publicado en ocasión de la exposición Ana Llorens Bagur. WhiteRoom_BlackContract en el MAS/Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, proyecto ganador del Programa Joven Comisariado 2012.

Aunque proveedores de identidad, los documentos de identificación son al mismo tiempo documentos de restricción, control y regulaciones estatales impuestos al sujeto.

Zoran Erić

Dicen que el matrimonio es cosa de dos –menos si uno se casa con un extranjero en situación de irregularidad documental. En ese caso, el matrimonio se convierte en un asunto de estado, dando pie a que la Administración se inmiscuya en la vida privada de los contrayentes, poniendo en duda la veracidad de su relación sentimental y convirtiéndolos en sospechosos de un delito no confirmado. A través de un sistema burocrático cuidadosamente diseñado, las autoridades cruzan la barrera que separa lo íntimo de lo público y convierten lo que debiera ser un acto de amor en un trámite incómodo que presupone la voluntad de fraude por parte de los solicitantes.

La idea de la globalización, de la supresión de fronteras y de la libertad de movimiento choca con las políticas relativas a la inmigración vigentes en muchos países. Esta situación contradictoria se traduce en una restricción de las libertades individuales y, como consecuencia de esto, el individuo se ve obligado a buscar fisuras en un sistema de control altamente burocratizado y a colarse por ellas. Estas rendijas dan acceso a territorios “alegales” en los que es posible poner en práctica otra manera de entender el mundo actual. El llamado matrimonio blanco es, en este sentido, un trámite por el que muchas parejas deciden pasar para poder permanecer unidas en el mismo país, aunque esto suponga abrir la puerta de la intimidad a un funcionario del estado.

WHITEROOM_BLACKCONTRACT es un proyecto que toma esta problemática como tema central, investigando sus mecanismos y realizando una serie de acciones que tienen como objetivo llamar la atención sobre una cuestión que no solo afecta a los implicados en primera persona sino a todos los individuos que conforman la sociedad contemporánea. El documento de identidad nacional, introducido en el tiempo posterior a la Revolución Francesa como mecanismo de control del ciudadano del recién nacido estado francés y adoptado posteriormente en otros países, está en el origen de toda medida de exclusión garante de unos intereses nacionales de carácter económico y social.

Detrás de toda política relativa a la inmigración subyace la idea de la protección de la ciudadanía pero, en palabras de Roger Brubaker, “la propia institución de la ciudadanía, atando personas particulares a estados particulares en virtud de accidentes moralmente arbitrarios como el nacimiento, sirve como poderoso instrumento de cierre social y determinante de oportunidades vitales profundamente antiliberal. Cierto, los estados están abiertos en sus márgenes a ciudadanos de otros estados –pero solo en sus márgenes”, marcando así una cierta supremacía de algunos países sobre otros y, en consecuencia, de unos individuos sobre otros. En este sentido, el matrimonio de conveniencia es, para muchos, la única manera de convertirse en iguales, en ciudadanos de pleno derecho en un país en el que no han nacido.

Más allá de lo estrictamente político, el matrimonio blanco ha sido un tema de interés para algunos artistas que, de alguna forma, enlazan sus trabajos con el concepto de Arte útil acuñado por Tania Bruguera. Es el caso de la artista de origen serbio Tanja Ostojić y de su acción LOOKING FOR A HUSBAND WITH EU PASSPORT (“buscando un marido con pasaporte de la UE”), parte del trabajo CROSSING BORDERS AND INTEGRATION PROJECT (2000 – 2005), que consistió en la retransmisión online de su boda con otro artista alemán al que había encontrado a través de un casting de posibles maridos vía internet. Núria Güell también convirtió su boda con un ciudadano cubano –al que había seleccionado a través de un concurso de propuestas, en una performance artística como parte del proyecto –aun en proceso– AYUDA HUMANITARIA.

Estas dos acciones son ejemplos de un tipo de implicación política mediante el arte diferente del que encontramos en WHITEROOM_BLACKCONTRACT. Ana Llorens Bagur da aquí el protagonismo a individuos que han pasado por la desagradable situación de violación de la intimidad para poder continuar su vida conjunta en un mismo lugar, personas que han decidido tomar una posición activa ante la imposibilidad de vivir libremente y en paz, parejas que se han unido en matrimonio por necesidad, pero también por amor, realizando una de ellas un acto altruista que tiene como objetivo principal convertir a la persona querida en ciudadano de pleno derecho.

En sus proyectos, Ana Llorens Bagur parte siempre de lo personal y lo transforma. Se distancia de ello, se vuelve a acercar, le da la vuelta, lo comparte y lo vuelve a hacer suyo. La simulación es una de sus herramientas de trabajo, lo que le da pie a hablar de aquello que le preocupa con un punto de vista alejado y metafórico, antes de volver a la materia prima y moldearla. El interés por el detalle, por lo particular, adquiere en este proyecto una dimensión diferente, al tratarse de una problemática que afecta directamente a lo más íntimo del individuo. Realidad y simulacro se contraponen aquí para dar forma a esta manera especial de enfrentarse a un tema complejo del que no estamos habituados a hablar en estos términos.

OFICINA DE EXCEPCIÓN Nº1 forma parte del organismo público que se ocupa de los trámites burocráticos relativos a las uniones civiles. Su nombre le viene dado por su función específica dentro de la Administración, ya que se dedica solamente a tramitar aquellas solicitudes de unión de personas “nacionales” con personas extracomunitarias en las que no existe fraude. Se trata, pues, del centro burocrático en el que tiene lugar la transgresión del límite entre lo público y lo privado, el sitio en el que un extraño, un funcionario anónimo, dispensa solicitudes y emite juicios acerca del amor que puede existir entre dos personas de distinto origen nacional.

Esta oficina simulada fue la primera acción en público del proyecto WHITEROOM_BLACKCONTRACT, la presentación oficial de las situaciones de excepción dentro del siempre sospechoso mundo del matrimonio entre individuos de distinta nacionalidad. Son muchas las razones que pueden llevar a dos personas a contraer matrimonio –ha sido así desde hace siglos: acumular tierras y poder, proteger intereses familiares, cubrir un embarazo inesperado, conseguir una situación económica o social determinada– las parejas entrevistadas para este proyecto explican sus motivos y su situación particular. Dan acceso otra vez –aunque en esta ocasión es por voluntad propia– a la intimidad de su relación y de su casa. Estas historias pretenden animar a ampliar la lista de parejas excepcionales que han decidido dar este paso, invitándolas a compartir su vivencia en vídeo remitiéndolo a la artista para que este sea colgado en la página web del proyecto:

http://whiteroom-blackcontract.net/

Glòria Guirao Soro

 

http://www.museosantandermas.es/es/exposiciones/espaciomebas/2012/ana-llorens-bagur-gloria-guirao-whiteroom-blackcontract.html

Anuncios

Acerca de glory

Cul inquiet, historiadora de l'art, melòmana, viatgera, glorypedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: